11 de Febrero – Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

El Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que se celebra cada año el 11 de febrero, fue aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el fin de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas.

¿Por qué es importante celebrar el 11 de febrero?

La ciencia y la igualdad de género son fundamentales para el desarrollo sostenible. Aún así, las mujeres siguen encontrando obstáculos en el campo de la ciencia: menos del 30% de investigadores científicos en el mundo son mujeres.

No solo eso, sino que en muchos países (entre ellos, España), las investigadoras se siguen encontrando con el conocido como “techo de cristal” y es que, aunque en el inicio de la carrera científica encontramos un número similar de mujeres y hombres (50.8% de hombres y 49.2% de mujeres), al llegar a la etapa en la que se consigue una plaza fija y un grupo de investigación estable (científicos titulares) las mujeres van perdiendo protagonismo (60% hombres y 40% mujeres). Tristemente, las altas esferas de la investigación (profesores de investigación) están claramente dominadas por el género masculino con solo un 26% de representación femenina.

personalinvestigador
¿Cómo podemos garantizar la igualdad en ciencia?

Además de promover medidas políticas de discriminación positiva para compensar sesgos en evaluaciones, financiación de proyectos liderados por mujeres, ayuda a la conciliación familiar etc., podemos promover el acceso igualitario de los niños y las niñas a la ciencia.

Para ello es importante evitar estereotipos del tipo “los chicos son de ciencias y las chicas de letras” y proporcionar a las niñas referentes femeninos en el campo de la ciencia.

Porque ¡¡hay muchísimas más mujeres científicas aparte de Marie Curie!!

¿Sabías que…?

¿El WIFI fue inventado por una mujer? Se llamaba Hedy Lamarr y además de actriz fue inventora de la “técnica de transmisión en el espectro ensanchado” en la que se basan casi todas las tecnologías inalámbricas de que disponemos en la actualidad.

Puedes leer toda su historia aquí.

¿El Kevlar, el material del que están hechos los chalecos antibalas, fue inventado por una mujer? Lo inventó Stephanie Kwolek, que tuvo la gran idea de utilizar polímeros para conseguir un material hasta cinco veces más resistente que el acero. Gracias a ella, se han salvado muchísimas vidas.

¿El primer fármaco contra la leucemia lo descubrió una mujer? Fue Gertrude B. Elion, que también descubrió y desarrolló tratamientos contra la meningitis, la malaria o el herpes entre otros.

También tenemos ejemplos nacionales: Margarita Salas estudió la polimerasa, una enzima que replica el ADN y que se utiliza, por ejemplo, en los millones de ensayos PCR (cuyas siglas significan reacción en cadena de la polimerasa) que se hacen cada día para detectar el covid.

Para conocer a estas (y muchas más científicas) échale un vistazo a los materiales que te proponemos y disfruta con sus apasionantes historias:

    Fuentes:

    • https://es.unesco.org
    • https://un.org
    • https://11defebrero.org
    • https://mujeresconciencia.com

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.