8 de marzo – Día de la mujer

Hoy, 8 de marzo, día de la mujer, todas y todos salimos a la calle para exigir igualdad de derechos y trato entre mujeres y hombres. Esto significa igualdad de salario por el mismo trabajo, igualdad de derechos jurídicos, sociales y laborales.

Ni machismo ni feminismo ...

La RAE define el feminismo como “Principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre” y eso es precisamente lo que reclamamos este 8 de marzo. En este sentido, feminismo dista mucho del machismo, definido como “Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres”. Por eso expresiones como “ni machismo ni feminismo” son tan desafortunadas. 

¿Y el día del hombre?

Al reclamar igualdad entre mujeres y hombres no hace falta tener un día del hombre, al igual que no es necesario tener un día del orgullo heterosexual ni un día de la raza blanca (como ejemplo de colectivos favorecidos socialmente). El día de la mujer no es un ataque contra los hombres, no pretendemos decir que las mujeres valgan más. Cuando ensalzamos a las mujeres, queremos visibilizar la labor que llevamos a cabo, muchas veces menospreciada en la sociedad. No solo reconocemos el trabajo de científicas, escritoras,  militantes, etc que han sido ignoradas y omitidas de la historia a lo largo de los siglos, sino que también queremos empoderar a las niñas, mujeres del futuro, para que no dejen que las aparten y las traten como seres humanos de segunda.

El 8M no sirve para nada…

¿Sabías que hasta 1975 una mujer no podía abrir una cuenta propia en un banco ni sacarse el pasaporte sin permiso de un hombre? De hecho, el Código Civil consideraba oficialmente “incapaz” a la mujer. ¿Y que hasta 1988 no podía formar parte del ejército? Hasta 1978 el adulterio era un delito bajo pena de hasta 6 años de cárcel. El derecho al voto, a conducir, a abrir una cuenta propia en un banco, a elegir con quién casarte o si tener hijos o no, a elegir una carrera profesional… son derechos fundamentales que lamentablemente en España fueron alcanzados no hace tantos años. La lucha feminista y gestos como la celebración del 8M han hecho posible que vivamos en una sociedad más igualitaria y justa.

¿Por qué celebrar a día de hoy el 8M?
Las mujeres cobran menor salario que los hombres por el mismo trabajo

Según los datos de los que dispone el INE, la brecha salarial en España es de un 22,7% (el salario de una mujer para equipararse al salario medio de un hombre por hacer lo mismo debería incrementarse en un 22,7%.). Ellos cobran de media 26.738 euros y ellas se quedan en 21.011 euros. El 70% de los salarios por debajo del SMI es de mujeres, mientras que solo el 18% de los salarios más altos son de mujeres. Esta brecha salarial tiene su correlato en las pensiones de jubilación: las de las mujeres son un 44% más bajas. La tendencia es global y la Organización Internacional del Trabajo advierte de que la pandemia ha perjudicado más a las mujeres que a los hombres. Teniendo en cuenta factores como el mayor paro entre las mujeres o las bajas, la brecha salarial todavía aumenta más.

La violencia de género

El 55% de las mujeres asesinadas en España lo es por violencia de género. Entre 2016 y 2018, por ejemplo, se registraron 151 mujeres muertas a manos de sus parejas o exparejas por 22 hombres a manos de mujeres, 2 hombres a manos de otro hombre y una mujer a manos de otra mujer. La balanza perjudica claramente a las mujeres heterosexuales. Entre 2010 y 2020, en España se registraron más de 1,5 millones de denuncias por violencia de género. De ellas, solo 121 acabaron en condenas por denuncia falsa.

Las mujeres se siguen ocupando de las tareas domésticas y los cuidados

En España, la diferencia entre hombres y mujeres inactivos por obligaciones familiares o personales es abismal: un 11,9%  en las mujeres frente al 1,4% en los hombres. Además, las tareas domésticas (54%), seguidas de aspectos relacionados con el salario o el nivel de ingresos (53%) y el cuidado de los hijos (39%) son los ámbitos donde las mujeres perciben una mayor desigualdad (encuesta Appinio).

El techo de cristal

La representación femenina en las posiciones de poder y de toma de decisiones es muy inferior a la masculina. Si, por ejemplo, nos trasladamos al ámbito de la enseñanza universitaria, el porcentaje de cargos ejercidos por mujeres es menor respecto al de los hombres, y la situación se dramatiza conforme se sube en la escala de poder. Así, las mujeres representan un 41,8% del profesorado, mientras que si subimos de categoría, la proporción es muchísimo más desequilibrada, ya que ellas representan solo un 22,5% de los catedráticos y un 18% de los rectores.

Las mujeres están menos reconocidas públicamente

Solo hay que ver cualquier gala de premios o lista de ganadores para darse cuenta de que la mayoría de galardones y condecoraciones van a parar a manos de hombres, y esta tendencia no se limita a un solo ámbito: en el campo de la investigación solo un 10% de los premiados son mujeres, lo mismo sucede en la cultura con un 34% y el deporte con un 35%.

En un contexto más amplio, debemos tener en cuenta las desigualdades globales de mujeres y niñas en todo el mundo:

Menor escolarización de las niñas: Si persiste la actual tendencia, casi 16 millones de niñas de entre seis y 11 años nunca irán a la escuela primaria, en comparación con ocho millones de niños, según nuevos datos del Instituto de Estadística de la UNESCO (IEU)

Matrimonio infantil: Aunque también hay niños afectados por esta práctica, la gran mayoría de víctimas son niñas. Según datos de Unicef, hoy en día hay 650 millones de niñas y mujeres en todo el mundo que fueron obligadas a casarse antes de los 18 años.

Abuso sexual y trata: El abuso sexual define cualquier práctica sexual en la que no existe un consentimiento por las dos partes. En la mayoría de los casos, lo cometen hombres contra mujeres, y se calcula que el 50% de los casos de abuso sexual en todo el mundo ocurre contra niñas. Según datos de ONU Mujeres, una de cada tres mujeres ha sido víctima de violencia sexual.

Mutilación genital: Consiste en eliminar una parte o todo el clítoris para que las mujeres no obtengan placer sexual durante sus relaciones. En todo el mundo, más de 3 millones de niñas son sometidas a la ablación cada año. 

Origen del 8M

El 8 de marzo (8M) fue proclamado  el Día Internacional de la Mujer en el año 1977 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El que se celebre este día y no otro cualquiera se debe a dos hechos fundamentales: 

El 8 de marzo de 1875, cientos de mujeres trabajadoras de una fábrica textil en Nueva York participaron en una manifestación contra sus pésimas condiciones laborales y bajos salarios. Debido a la brutalidad policial durante esta manifestación, murieron 120 mujeres. Esto propició la  fundación del primer sindicato femenino.

Más de 30 años después,  el año 1911, de nuevo en Nueva York, se produjo un gran incendio en la fábrica textil Triangle Shirtwaist, en la que trabajaban centenares de mujeres. La mayoría de ellas, quedaron atrapadas dentro de la fábrica porque los propietarios habían sellado las salidas para evitar los robos por parte de las trabajadoras. Esa madrugada, más de cien mujeres murieron quemadas y muchas otras murieron al precipitarse por las ventanas intentando escapar del fuego. En el momento del incendio, las telas con las que trabajaban las mujeres de esa fábrica estaban teñidas con tintes morados, lo que provocó que el fuego que cubría la fábrica y gran parte de la ciudad de Nueva York fuera de ese color. 

Desde entonces, el 8 de marzo ha estado marcado por celebraciones y  manifestaciones multitudinarias: Alemania, Austria, Suiza y Dinamarca fueron los primeros en manifestarse a raíz del incendio de 1911. Las mujeres reivindicaban su derecho a ejercer el voto, a optar a cargos públicos, a trabajar y a la formación profesional. En años posteriores se sumaron el resto de países europeos.  En España, sin embargo, la primera manifestación por el día de la mujer se produjo en 1976, siendo reprimida por la policía de la época. El año siguiente, 1977, cuando la ONU anunció la proclamación del 8M como día de la mujer, las mujeres españolas, reivindicaron la necesidad de recibir educación sexual, la legalización de la venta de anticonceptivos y la despenalización del aborto en la primera manifestación feminista autorizada de nuestro país.

Futuro del 8M

Desde la AFA- DVD soñamos con un futuro sin 8M. Esto es, sin necesidad de reivindicar igualdad porque ya se haya conseguido.  Creemos que es importante educar a nuestros hijos e hijas en igualdad porque esa es la clave para que las próximas generaciones no necesiten celebrar “el día de la mujer”.

8 de marzo de 2022 – CEIP Daniel Vázquez Díaz
(Pincha en las imágenes para agrandar)

Fuentes

Sección Sindical Estatal CCOO-CSIC

https://es.unesco.org/

UNICEF

https://www.lavanguardia.com/vida/junior-report/20171121/433055378072/derechos-ninas.html

https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/temas/menores/

https://infoactualidad.ucm.es/index.php/noticias/sociedad/2703-8m-el-origen-de-un-movimiento

https://www.codigonuevo.com/feminismo/4-datos-responder-cunaos-8m

https://www.elmundo.es/yodona/lifestyle/2021/03/08/60462829fc6c83be248b4798.html

vein.es/manifestacion-feminista-8m/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.